Castro Urdiales: una población llena de posibilidades.

Castro Urdiales es un puerto del Cantábrico en la costa oriental del Cantabria, con cerca de 30.000 habitantes, que se doblan en períodos estivales. Posee óptimas conexiones con Bilbao y un extraordinario ambiente festivo y vacacional en verano, aunque, como veremos, plantea posibilidades de disfrute y distracción todo el año: cultura, mar, montaña, gastronomía, actividades deportivas… y todo ello con un clima templado y poco lluvioso en verano. Realmente hay pocas cosas que no puedan hacerse en Castro Urdiales.

Fundado en la época medieval (1163 d.C) su imagen más celebrada es sin duda la pintoresca postal que iglesia gótica y castillo hacen en lo alto del cerro, en los acantilados sobre el mar, y que es visible casi desde cualquier lugar en las cercanías. Castro es un lugar singularmente atractivo porque, a un patrimonio histórico y territorial extraordinario que en próximas entradas iré desglosando, añade un ambiente de «pinchos» y «poteo» muy sugerente por las calles antiguas; reúne un buen número de restaurantes de calidad, goza de varias playas al Cantábrico, y numerosas fiestas y actividades de gran interés, todo ello acompañado de la simpatía de sus habitantes. El municipio de Castro Urdiales reúne 23 Bienes de Interés cultural, siendo el que más BICs posee de toda Cantabria.

Para cualquiera que visite la zona oriental de Cantabria, no hay excusa para no hacer una parada en Castro Urdiales, comer en uno de sus restaurantes, beber un vino o una cerveza mientras se degusta un pincho en uno de sus muchos bares, dejarse ver por los centros arqueológicos (Santa Ana y Flaviobriga) y visitar su iglesia y castillo.

No te lo pienses más y déjate caer por la hermosa ciudad de Castro Urdiales.

 

 

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Fran dice:

    Pues tienes razón, pero creo que es mejor visitar Castro precisamente fuera de las fechas plenamente veraniegas. Razones: demasiada gente en paseos, playa supermercados… y aparcamientos casi imposibles.
    Mejor venir a lo largo del año y disfrutar tranquilamente.

  2. Invictus dice:

    Estoy de acuerdo, yo resido aquí y los meses de julio y agosto son bastante agobiantes; septiembre es un lujo, muy recomendado: suele hacer mejor tiempo y la invasión se dispersa. Gracias por tu comentario, Fran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *