La Pasión Viviente – CASTRO URDIALES

Desde hace más de treinta años lleva celebrándose en Castro Urdiales la ‘Pasión Viviente’, evento vinculado a las celebraciones de Semana Santa, en el que se representan por la gente de la ciudad las últimas horas de Jesús de Nazaret. La tradición se remonta a una reunión de amigos a mediados de los 80, dirigidos por Luis Campuzano, y que empezó a representar la Pasión de Cristo, los sucesivos años, en un crecimiento imparable hasta nuestro días -con cerca de 700 actores-.

La ‘Pasión Viviente’ aprovecha un entorno envidiable para representar los actos, como es el casco antiguo de Castro Urdiales, la plaza de la Iglesia y la Atalaya. Cuenta con un enorme despliegue de atrezzo para ambientar el centro en los días clave, e innumerables vestidos y utillaje para contextualizar la época; también con una esforzada instalación de sonido para garantizar que la gente pueda seguir las distintas escenas, y en los últimos años grabación en vídeo. Además de ese gran despliegue de medios, la ‘Pasión Viviente’ es el resultado de un inmenso esfuerzo organizador: más de 700 actores deben actuar durante cuatro horas conforme a su papel en vivo, delante de decenas de miles de espectadores. Muchos de ellos con guiones previamente ensayados. La ‘Pasión Viviente’ es el resultado de una pasión, no cabe duda, que es la de acompañar al nazareno desde su captura por los romanos la jornada anterior, a lo largo de su día postrero, pasando por su Última Cena, el lavado de manos de Pilatos, el juicio de Herodes y su condena, que termina con el ‘Via Crucis’ por el puerto de Castro hasta el lugar de su crucifixión, la Atalaya.

En el transcurso de todos estos actos, asistiremos al ahorcamiento de Judas, la danza de las bailarinas de Herodes, los 39 azotes, las caídas, Jesús y los ladrones clavados en la cruz, el descendimiento e incluso la Resurrección… ¡y veremos hasta una cuádriga tirada por caballos y soldados romanos montados recorriendo el centro de Castro! Desde luego no podemos sino felicitar a Txetxu Arozamena, el director actual, y a todo su equipo de colaboradores, por lograr hacer realidad un espectáculo tan complejo y completo, resultado de un perfeccionamiento de décadas, que nos deja anonadados año tras año.

En parte, el monumental esfuerzo que la Asociación Cultural Pasión Viviente lleva a cabo año tras año se ha visto reconocido no hace mucho con la mención de Fiesta de Interés Turístico Nacional -2012-, valoración más que merecida. Pero todo lo que pueda escribir en esta página se quedará corto, por eso invito a mis lectores a acudir personalmente esta Semana Santa a Castro Urdiales -29 y 30 Marzo- y verlo con sus propios ojos. Acudir a las representaciones, pasear por Castro, comer en alguna de sus tascas o restaurantes, disfrutar de un día intenso, ¿hay algún plan mejor para esta Semana Santa?

Aprovecho también para agradecer a Txetxu Arozamena y Rodrigo Cerro por su gentileza prestándome las fotos, y su siempre buena disposición a ayudar.

Consultar los actos oficiales en la página de la Asociación Cultural Pasión Viviente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *