Playa de Brazomar – CASTRO URDIALES

En el extremo opuesto a las playas de Ostende que ya vimos en días pasados, se encuentra la playa de Brazomar, entre el centro del pueblo y la Punta de Cotolino. Este lugar ha sido la playa tradicional de Castro Urdiales, pues las otras, ubicadas en Urdiales, son espacios artificiales desde principios de los 90. Sin embargo, Brazomar tiene una larga andadura como sitio donde bañarse y tomar el sol.

Ubicada en la parte más al sur de Castro Urdiales antes de llegar a Mioño, en su límite desemboca el río Brazomar, que antaño corría entre marismas. Sobre la playa se levanta aún una construcción -pero no sabemos por cuánto tiempo, pues se ha proyectado su demolición-, el hotel Miramar, habilitado en el año 45 sobre un antiguo balneario de antes de la guerra, de estilo racionalista. La playa de Brazomar tiene a su favor que la arena es natural, pero su principal problema es que se queda pequeña en verano.

En los alrededores de la playa encontramos múltiples cafeterías y puestos de helados en época estival, y el conjunto de bonitos chalets que se disponen en su derredor -la casa de Eduardo Sanz o casa de la Naturaleza, el chalet Sotileza-, junto con el hotel, le aportan un aspecto agradable de espacio de las burguesías de mediados del siglo XX. A pocos metros también encontramos el Hotel las Rocas, único que se mantiene funcionando en la actualidad.

Ya sea en verano para bañarse o broncearse, o en otras épocas del año para disfrutar de paseos renovadores, la playa de Brazomar es un punto importante en la vida de los castreños y también de los que, viniendo de fuera, gustan de distraerse en sus arenas o nadar en sus aguas. La playa goza de vigilancia en época estival.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *