La casa de Ana Salvarrey – CASTRO URDIALES

La casa de Ana Salvarrey formó parte de un programa de urbanización de Castro Urdiales ideado en torno al año 1900. Ana Salvarrey pertenecía a una familia indiana con caudales, con negocio en América y España, que le permitió dar término a un edificio tan espectacular como novedoso.

Lo más llamativo de la casa de Ana Salvarrey es el estilo modernista en el que Severino de Achúcarro diseñó el nuevo edificio, que fue ejecutado por su maestro de obras Leonardo Rucabado, recién titulado y que empezaba a trabajar con el maestro bilbaino. Muchas de las soluciones de este edificio tiene una interesante influencia barcelonesa. Destacan los arcos ultrasemicirculares, el magnifico chaflán con miradores y la torre de acabado fantasioso con tejado picudo.

La casa de Ana Salvarrey fue finalizada entre 1901 y 1902. Entonces, el parque de Amestoy actual no existía, y el paseo de Eguilior fue reformado para acomodarse a los nuevos tiempos, pues muchos de los edificios estaban deteriorados y en semirruina.

Este edificio no cuenta con un reconocimiento como BIC, pero resulta una parada imprescindible para cualquier visitante de Castro Urdiales. Su estado de conservación es muy bueno y sirve actualmente como viviendas privadas.

 

2 thoughts on “La casa de Ana Salvarrey – CASTRO URDIALES

  1. Es un edificio con relevancia arquitectónica, hermoso.
    Me interesa pues soy descendiente de Ignacia Salvarrey García nacida en Samano, sobre finales del siglo XIX. Es un edificio muy bonito, tal vez nada tenga que ver con ella, sólo coincidencia.

  2. Hola Martha, gracias por tu comentario. El edificio de Ana Salvarrey es de lo más bonito que hay en Castro, aunque por lo general la gente ni se fija. Quería hacerte una pregunta que igual tú puedes responderme como descendiente de la familia Salvarrey, ¿el panteón que está anejo al de Isidra del Cerro en el cementerio, siguiendo la calle hacia abajo, es vuestra familia? No sé si es ahí donde está Ana Salvarrey enterrada o en el de Isidra, pues eran familia.

    Gracias y un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *